Salón Recreativo > Vampiro

Noches de Sangre, Fuego y Sombras. El Concilio (1ª Noche)

Navegación

(1/23) > >>

khalanos:

Centro de Manhattan, Nueva York, 20/01/2010

(click to show/hide)Hacía poco que habíais llegado a la ciudad, os habíais incorporado al grupo de Gangrels que habitaba Nueva York con facilidad aunque el ambiente opresivo de los enormes rascacielos de Manhattan desagradaba en parte a Alexander, acostumbrado a los selváticos bosques tropicales de la jungla india.

Aquella noche Jezabelle os había convocado ante su presencia nada más caer el astro rey, os había sermoneado fervientemente al respecto de las responsabilidades de los cainitas neoyorquinos para con el principado, en su opinión habíais pasado suficiente tiempo allí para ser considerados como tales, por lo tanto debíais cumplir con vuestra responsabilidad.

Según parecía el Príncipe Malkavian había solicitado a diferentes personajes importantes de la ciudad que enviasen jóvenes vástagos prometedores ante el Sheriff para algún tipo de misión y vuestra Primogénita había decidido poneros a prueba a ambos.

Caminasteis junto a ella por la ciudad hasta llegar al centro financiero, lujosos edificios se erigían a ambos lados de la calle, y a pesar de lo intempestivo de la hora decenas de coches recorrían las anchas avenidas, Jezabelle os guió al interior de una de aquellas moles de acero, hormigón y cristal. Su interior era un vestíbulo ampliamente iluminado, al fondo haciendo guardia frente un ascensor se encontraba un hombre trajeado, no hacía falta ser muy observador para percatarse del bulto que tenía su americana a la altura de la cintura, probablemente iba armado.

Asintió ante Jezabelle y os dirigió una mirada inquisitiva que sus gafas de sol no pudieron ocultar totalmente, la puerta del ascensor se abrió y entrasteis los tres, dejando al miembro de seguridad en el vestíbulo, subisteis un par de pisos hasta que las puertas se abrieron, dando paso a un lujoso loft donde ya se encontraban multitud de personas, seguramente vampiros, Jezabelle os conminó a esperarla allí y ascendió rápidamente por las escaleras, custodiadas por otros dos hombres armados.
(click to show/hide)Habíais recibido un mensaje nada más caer el sol, conminandos a acudir al despacho de vuestra Primogénita, era posible que hubiese obtenido el cargo por deferencia a la fallecida Michaela pero al fin y al cabo había una jerarquía que respetar.

Os habíais encontrado allí, ya os conocíais al menos de vista de alguna fiesta de la alta sociedad, habíais tenido que soportar una soporífera charla de Hellene al respecto de la crisis y de como estaba sufriendo el Clan las consecuencias de la misma, para a continuación con un tono algo enfadado criticar que se les pidiese mano de obra como si fueseis Brujah cuando ellos estaban hechos para dirigir a los demás.

No entendisteis muy bien esa parte hasta que os explicó que el Príncipe quería formar una cuadrilla, aun no sabía muy bien para qué, y os requería en la misma, después tras comunicaros que no había objeción posible os informó de que una limusina os esperaba abajo .

Los tres, además de los guardaespaldas de Amanda y Kyle fuisteis llevados por el centro financiero de la ciudad hasta el garaje de  un rascacielos, desde allí accedisteis mediante en ascensor a lo que parecía una lujosa sala de espera de un loft donde ya se encontraban otros vástagos.
(click to show/hide)Nos os había sorprendido a ninguno de vosotros cuando habíais recibido la orden de acudir ante el Sheriff de la ciudad para poneros a su servicio, ambos teníais un carácter poco propio de la seriedad de los Tremere lo cual os había ocasionado crearos enemistades dentro del clan, además corría el rumor de que John era un pirómano lo que le situaba si cabía en peor posición que a Magnus.

Mandar eruditos a misiones propias de mantener el orden vampírico en la ciudad podía ser considerado un suicidio, estabais seguros de que Aidan Lyle se había encargado de que fueseis elegidos con la esperanza de que sufrieseis alguna muerte horrible a manos del Sabbat.

Ambos fuisteis conducidos hasta un lujoso y céntrico edificio por parte de algún ghoul de la Capilla que tras dejaros allí se marchó por donde había venido, dejándoos con un buen número de vástagos totalmente desconocidos en un lujoso loft.

(click to show/hide)Tus pequeñas vacaciones en Nueva York habían llegado a su fin rápidamente, Aisling había vuelto a la gran manzana y esa misma noche habías recibido una misiva.

Escrita con lo que a todas luces parecía sangre humana, la Regente de la Capilla te había escrito de su puño y letra encomendándote acudir ante el Sheriff de la ciudad para ponerte a su disposición, tras las indicaciones de como llegar a la reunión aparecía una inquietante posdata: si vuelves a fallarme no habrá una próxima vez.
(click to show/hide)A pesar de la aparente buena relación entre el Príncipe y tu sire, te había sorprendido mucho recibir un mensaje directamente de Carter.

Según parecía habían ocurrido importantes sucesos que requerían la colaboración de un buen número de vástagos con Qadir Al-Asmal, Sheriff de la ciudad, habías dejado a Jackie al cargo de tus negocios y habías acudido a la dirección y hora indicada.

Con cierta reticencia entraste en el ascensor después de enseñarle el correo electrónico que habías recibido en el móvil al agente de seguridad para que te permitiese franquearle.
(click to show/hide)Gerard había utilizado sus contactos y su creciente influencia en la ciudad para conseguirte un puesto en la reunión que el Sheriff iba a celebrar, no podías fallarle o al menos no podías fallar si el enviado de Calebros no lo hacía antes.

Acudiste al edificio ocultando tu verdadero rostro {Mascara de las Mil Caras} aunque la falta de antelación solo te dotó de un rostro humano, aunque terriblemente horrible.

Accediste al edificio por la entrada de servicio, y subiste por las escaleras al loft, aquel ambiente de lujo te hizo preguntarte a cuantos criados semiesclavizados tendrían "contratados" para mantenerlo limpio y presentable.
(click to show/hide)Habías acudido al loft del Sheriff tal y como Calebros te había pedido, no te gustaba congeniar con otros vástagos pero una petición directa por parte de tu Primogénito era algo a lo que había que respetar, sabías que no eran buenos tiempos para tu clan debido a las luchas internas y que el antiguo Príncipe hubiese solicitado explicitamente que fueses tu quien acudiese podía ser tenido como un honor.

Habías acudido allí por la puerta principal, no sin antes haber ocultado al menos en parte tu rostro {Mascara de las Mil Caras}  sin embargo aunque podías parecer humano eras uno especialmente feo.

Cuando accediste al interior del loft no podías creerte quien se encontraba allí, aquel Toreador estúpido con quien tantos problemas habías tenido se encontraba allí {Der también tiene el defecto enemigo, así que cada uno será el del otro  :lol: }
(click to show/hide)Esa misma noche habías recibido un mensaje de Qadir, el Sheriff con quien mantenías una buena relación te pedía que acudieses a su domicilio para algo importante.

No especificaba el motivo pero aún así acudiste, la seguridad te extraño pero cuando por fin llegaste al loft te sorprendiste aún más por la cantidad de gente que se encontraba allí, te habías esperado algo más intimo, miraste a tu alrededor y te encontraste con la mirada de Jean, tu compañero de clan, ambos os conocíais desde hacía poco pero no os llevabais mal.
(click to show/hide)El Sheriff te había ordenado acudir a su vivienda, no sabías que podías haber hecho, que recordases te habías portado bien los últimos meses, así que acudiste allí con una mezcla de curiosidad y temor.

Fuiste el primero en llegar lo cual no hizo sino incentivar tu miedo, estabas en la planta baja del loft acompañado únicamente de tu guardaespaldas, dos fornidos ghoul de seguridad vigilaban el acceso al piso superior y el crepitar de la chimenea era el único sonido que se escuchaba en la sala.

Quizá aquel maldito nosferatu que te había estado dando problema tenía algo que ver con esto, pero no lo sabias. {Estif será tu enemigo, aunque debido a que lleva la mascara de las mil caras no le reconoces}

Cuando la habitación se llenó de vástagos te encontraste más aliviado, aunque se incrementó tu curiosidad sobre por qué habríais sido convocados, tus ojos se encontraba bariendo la sala, fijándose en los dos aparentes Nosferatu preguntándote si tu "problema" se encontraría en aquella sala, cuando se toparon con la bella Violeta, a quien habías conocido en una fiesta hace algún tiempo.
Os encontráis todos en un lujoso loft en el centro de la zona pudiente de Manhattan, la habitación se encuentra en un segundo piso de un rascacielos y se puede ver la calle desde la enorme pared de cristal.
Según entráis por la puerta hay una chimenea a la izquierda de la pared, frente a ella una mesa de diseño a cuyo alrededor se encuentran varios sofás de color gris claro.
El suelo es de madera tropical y las parees de un blanco impecable, la iluminación es tenue y a la derecha hay unas escaleras que ascienden al piso superior, frente a ellas hay don hombres fornidos, trajeados y con gafas de sol con unos vistosos bultos a la altura de la cintura, si os fijáis bien podéis ver llevan sendos MP5-K bajo la americana.


--- Citar --- Estáis todos en la habitación más los guardaespaldas de Amanda, Kyle, Jean y los dos ghoul de seguridad, tened presente que estáis en el refugio del Sheriff y que al menos se encuentra con él la primogénita Gangrel.

No soy muy estricto con respecto a los turnos a no ser que halla una situación de combate pero no me gustaría que dos pj escribiesen 30 posts mientras otros dos apenas han puesto uno, moderaros, si se frena por inactividad ya tomaré cartas en el asunto.

si queréis hacer alguna tirada lo ponéis al final del post y yo la haré, por otra parte los offtopics están "prohibidos" dentro del hilo de la partida, existen los mps y el hilo de offtopic.

Tened presente las Reglas y a jugar
--- Fin de la cita ---

El tipo:
Permanesco esperndo un poco apartado de los demás y con la esplda muy cerca de la pared. Lo último que necesitaba es que alguien gritara "Pirómano" cuando viniera el Sheriff.

Aunque si ocurría había una mínima posibilidad de que lograra desmentir los rumores antes de morir. En otros momentos me habría parecido una idea tentadora... joder lo era a pesar de todo.

Thylzos:
Veo mucha gente trajeada. Y eso no termina de agradarme. Según mi experiencia, la gente trajeada trae problemas. Demasiado lujo, demasiados ventanales, demasiados tipos con gafas de sol y guardaespaldas. No es precisamente el ambiente al que estoy acostumbrado y me empiezo a sentir incómodo. Tengo ganas de salir y empezar a hacer lo que sea que tengo que hacer, acabar con esto cuanto antes y volver a mis verdaderos objetivos. Aisling. Pero nadie parece dispuesto a tomar la palabra ni a dar ninguna explicación. Así que decido dar el primer paso yo.

- No me gustaría importunar a tan altas esferas -comienzo haciendo notar la ironía- pero agradecería saber por qué motivo se me ha citado.

Logan:
{Genial..., no sólo me hacen madrugar (o como lo llamemos los vampiros), sino que encima tengo que recibir órdenes... nchts... Y para rematar, me mandan junto con el quemacosas... Esta noche va a ser muyyy larga, me temo, menos mal que me han permitido venir con mi ropa cómoda. Éstos pantalones no serán muy formales, pero me permiten una libertad de movimientos como pocos, además, mis gónadas me lo agradecen...}

Apoyado en un rincón cojo tres esferas de cristal, decorativa que hay en la mesa central y hago malabares de forma discreta para entretenerme mientras llega todo el mundo. Si alguno de los jefazos me viera haciendo esto, seguro que me echaría la bronca..., psé, peor sería morirme de aburrimiento...

Estif:
La sala es amplia, demasiado amplia. Me alejo de todo vástago lo más posible, dirigíendome a la cristalera que daba a la calle. Echo un ojo a cada uno de los presentes, despacio, analizándolos, memorizando cada mínimo detalle de su rostro, sus ropas o incluso sus gestos. Mientras camino, un excéntrico personaje comienza a hacer malabares con objetos de la mesa. Otro de los vástagos, con un atuendo un tanto llamativo y algo desagradable, comienza a hablar. Tras la ridícula intervención y una leve muestra de asco reprimida, giro la cabeza y observo el exterior, atento a lo que pasa en el lujoso loft, pero sin llamar la atención.Mientras, le doy vueltas a cual puede ser el motivo por el que me han juntado con semejante grupo.

Navegación

[0] Índice de Mensajes

[9] Índice del Foro

[#] Página Siguiente

Ir a la versión completa