Noticias frescas

Millares de Israelitas huyen atemorizados ante la resurrección de un ciudadano local que explica "¡No soy un zombi, soy el hijo de dios!". Sin embargo, no hace más que comerle el coco a la gente, levantando aún más sospechas.

* Últimos mensajes