Salón Recreativo > La luz de los dioses

Casa de la Alquimista

Navegación

(1/17) > >>

Khram Cuervo Errante:
Aquí irá todo lo que hagáis en el ESTABLECIMIENTO de alquimia.

Si alguna vez hay algo que no quieres oler, seguro que se encuentra aquí. Hay olores florales, sulfurosos, agrios y muchos que no quieres siquiera identificar. Como si fuera una biblioteca, cientos de tarros etiquetados reposan en sus estantes, listos para saltar a la marmita.

Delante, hay un pequeño mostrador ocupado por una menuda mujer. Entrovina, sin duda."

Canon:
Por fín ha salido hasta el último cliente, es el momento indicado...

Buenos dias joven dama ( Durante mi saludo cierro con mi bastón la puerta de la tienda de alquimia con algo de delicadeza ) Este tranquila como podrá ver soy tan solo un hombre de fe con un bastón en la mano, nada de lo que deba temer, si se pregunta porque he cerrado la puerta digamos que soy una persona solitaria y me agrada la privacidad, como bien me han contado algunos acólitos en nuestro lugar de devoción es usted una persona atenta con el cliente, pues como verá le tengo una propuesta de la que ambos nos vamos a beneficiar mutuamente, tú ganas un gran negocio y yo tan solo información ( hago un pequeño suspiro) esta usted deacuerdo en que le empiece a relatar los términos de nuestro acuerdo?

Calabria:
La alquimista es una joven bajita y delgada, con una larga melena castaña rizada. No es especialmente guapa pero destacan en su cara unos ojos de un llamativo verde azulado y se viste con la elegancia y calidad de quien está acostumbrado a no reparar en gastos.

- Bienvenido a mi casa, llámeme Álvea. No se si podré ofrecerle esa información, pero haré lo que esté en mi mano por ayudarle. ¿Qué desea?

Canon:
Pues Álvea me encantaría que me contara que encontró en el lecho de muerte de Gaavah, por más que malas lenguas tengo seguridad de que estuviste allí, tengo entendido que a usted no le agrada tampoco que el caso esté sin resolver...

Calabria:
- Estuve allí, al fin y al cabo soy lo más cercano a un médico de los alrededores. No encontré nada anormal ya se lo dije al viceprior y a la madre superiora que eran los interesados y quienes supongo que habrán informado a la comunidad. Era un hombre mayor y a pesar de su aparente mejora estaba achacoso
¿Qué le hace pensar señor... no me ha dicho su nombre, verdad? En fin, ¿Por qué piensa que hay algo que aclarar sobre su muerte?

Navegación

[0] Índice de Mensajes

[9] Índice del Foro

[#] Página Siguiente

Ir a la versión completa