Salón Recreativo > La luz de los dioses

Día 2. ¡Abrid paso a Rugan!

Navegación

(1/21) > >>

Khram Cuervo Errante:
La noche ha sido tranquila y apacible. A pesar del frío de las montañas, no ha caído la esperada helada que debía haber cubierto los campos de una fina capa blanquecina. El pueblo comienza a desperezarse y en algunas casas comienzan ya a escucharse los antiguos cantos mineros que han de llenar las gargantas de los trabajadores.

Afuera, el ruido de los pesados cascos, el tintineo de las espadas en las vainas, y las piezas de los arreos, añaden la nota discordante en la vida de Majapiedra. El destino de la melodiosa comitiva es la abadía de Rugan, donde los sonidos se van apagando hasta que una voz, atronadora, retumba en todo el valle, lanzando al aire el antiguo saludo:

¡Abrid en nombre de Rugan! ¡El Inquisidor Jadar solicita la entrada en nombre de la Justicia divina!

El tipo:
Me despierto junto con el canto de los gallos para tener tiempo de mis oraciones, aunque no por levantarme más temprano estoy más despierto. Como de costumbre, aunque ahora más que antes, le pido a la Diosa que ilumine mi camino y sea mi guía.

Tras haber terminado salgo del templo para despejarme con el aire fresco de la mañana, es entonces cuando reparo en el "ejército" que quiere entrar en la abadía de Rugan. ¿Qué tanto se ha apartado el hijo del sendero de la madre? Pienso tristemente para mis adentros.

Stefan xD:
Iba por el medio de las oraciones y podía sentir el galope de cascos. Le pedí fuerzas y explicaciones a la Diosa y decidí ir hacia afuera. Un grupo numeroso de gente acababa de gritar. Tenían el emblema de Rugan.
Obvervo al señor que estaba cerca, que conosco como el portero y le dirijo la palabra

-Buenos días, el portero, no? No se su nombre, pero me han dicho cosas buenas de usted... Bastante movida esta mañana no cree?

Khram Cuervo Errante:

--- Cita de: Stefan en 30 de Noviembre de 2009, 13:55 ---Iba por el medio de las oraciones y podía sentir el galope de cascos. Le pedí fuerzas y explicaciones a la Diosa y decidí ir hacia afuera. Un grupo numeroso de gente acababa de gritar. Tenían el emblema de Rugan.
Obvervo al señor que estaba cerca, que conosco como el portero y le dirijo la palabra

-Buenos días, el portero, no? No se su nombre, pero me han dicho cosas buenas de usted... Bastante movida esta mañana no cree?
--- Fin de la cita ---

- Pues, mira hermano... si viene el Inquisidor con todo este séquito, algo me dice que no es aún todo lo movida que se va a poner... ¡Rugan nos asista!

Stefan xD:
-Tendrá algo que ver con el asesinato? Y ya que hablamos de esto, el día de la muerte de Gaavah, sabe quien entró y salió del templo?

Navegación

[0] Índice de Mensajes

[9] Índice del Foro

[#] Página Siguiente

Ir a la versión completa